sábado, 3 de marzo de 2012

Ángel Rossi, el ferroviario que no se fue


Contaba Apolinario Rossi* que su abuelo Ángel fue uno de los ferroviarios que construyó la estación ferroviaria de Capitán Sarmiento. Desde entonces, la familia está radicada en la zona y es una de las fundadoras del pueblo. 

Ángel Rossi, con alrededor de 27 años, llegó a la Argentina probablemente en 1879 –o principios del ’80- con su esposa Clara Paganini  y su pequeño hijo José Juan, de poco más de un año de edad. Lamentablemente, no se conservan registros de los ingresos al país entre 1872 y 1881, pero por las fechas es evidente que se conchabó inmediatamente en el Ferrocarril y se incorporó a la cuadrilla que llegó a Sarmiento.

José Juan, que luego será el padre de Apolinario, en 1895 se desempeñaba como “comerciante” en el Cuartel 13º Sección 2º de lo que ya era Capitán Sarmiento, “fundado” o no. Tenía 17 años y sabía leer y escribir. Quien iba a ser su esposa, Julia Lozano, vivía por entonces en la zona urbana de Arrecifes –Cuartel 1º Sección 5º- y tenía 12 años. El destino aguardaba.

Diez años más tarde, José y Julia se casarían en la iglesia de San José. Fue el 29 de julio de 1905. El acta de casamiento brinda un dato curioso, que arroja una pequeña duda sobre el apellido. Dice claramente “José Juan Mossi”, hijo de “Ángel Mossi”. Se trata de un probable error de transcripción. Sobre Julia, digamos que era hija de Máximo Lozano y Eleuteria Sayago, ambos argentinos.  En la boda, actuaron como padrinos Ángel y Eleuteria.

El 7 de mayo de 1906 nacía el primer hijo del matrimonio, que fue bautizado el 23 de septiembre como Julio Ítalo Estanislao.  Su padre José Juan declara tener 27 años, con lo que corrije el error del acta de su casamiento. Su fecha de nacimiento de acuerdo a este dato sería 1879, lo cual se aproxima a la verdadera fecha, que es 1878. Nuevamente fueron padrinos Ángel y Eleuteria.
Cliquear sobre la imagen para ampliarla

El 23 de julio de 1908 nació el segundo de los hijos, Apolinario Máximo Rossi, a quien citábamos al comienzo. Fue bautizado el 1º de noviembre de la iglesia de San Carlos Borromeo. En el acta, su padre declara tener 30 años, que es la edad real, finalmente. Los padrinos, esta vez, fueron Juan Lozano, padre de Julia, y Clara Paganini, abuela de Apolinario.

Sirvan estas líneas para dejar constancia de la presencia en nuestro pueblo  de los Rossi, herederos de aquel emigrante que se convirtió en obrero ferroviario y encontró rápidamente su lugar en el mundo.




*Nota: el testimonio de Apolinario está en “Capitán Sarmiento. Su historia, su gente... 1884 – 1998). Autores: Eduardo Fiol y Mario Iackich.