martes, 29 de octubre de 2013

Otro apunte sobre los primeros años


Mapa de 1888. Cliquear sobre la imagen para ampliarla.

Un año después de inaugurada la estación de Capitán Sarmiento en 1882, ya habían instalado una estación telegráfica provincial.  Para ese año, en el partido de Arrecifes había decenas de coches y volantas con patente municipal; también más de 200 carros de dos y cuatro ruedas, medios imprescindibles para el trabajo y el transporte. Seguramente, muchos de ellos estarían vinculados al movimiento de la estación de Sarmiento.

La estación y la zona rural que la rodeaba comenzó a poblarse con rapidez. Las mensajerías eran por aquellos años un complemento imprescindible del ferrocarril. Sarmiento se vinculaba a través de una línea que hacía el viaje desde Salto, otra venía desde San Pedro y otra salía desde Mercedes y llegaba al pueblo pasando por Carmen de Areco.
Mensajerías. Cliquear sobre la imagen para ampliarla.

Al año siguiente se instala Gerardo Gómez con su almacén y pulpería.  La medida del aumento de población la puede dar la cantidad de pulperías y boliches, que en tres años más llegan a 13 en el partido, según la estadística oficial. Se instalan en Arrecifes carpinterías, carnicerías, corralones de madera y numerosos almacenes de venta por menor, lo cual también da impulso a la estación.

La municipalidad de Arrecifes comenzó a dar patentes para ejercer el comercio: acopiadores de frutos, mercachifles, repartidores y vendedores ambulantes practicaban el comercio con autorización municipal. Hacia 1887 estaban habilitados una carpintería, una cajonería fúnebre y 8 "empresarios de obras".