miércoles, 13 de marzo de 2013

Faggioli, otro destacado médico


En nuestro pueblo desarrollaron su actividad profesional dos médicos muy destacados. Uno fue Juan Ramón Pujol, del que ya hablamos y aún estamos pendientes de algunos datos de interés. El otro fue Rodolfo Faggioli, un amigo de Florentino Ameghino, el notable naturalista.

Faggioli nació en Sirolo (Ancona), en 1860. Sirolo es hoy una comuna de alrededor de 4.000 habitantes. En la época medieval era un castillo que perteneció a la familia Conti Cortesi. Actualmente es un destino turístico. Han restaurado la ciudad medieval, una gran  atracción que culmina en una pequeña plaza con vistas al mar, tal como vemos en la foto.


Faggioli estudió medicina en la Universidad de Nápoles. En Italia ya asomó su interés por las investigaciones arqueológicas. Llegó a la Argentina alrededor de 1889. En la revuelta conocida como la "Revolución del Parque" de 1890 participó como médico atendiendo a numerosos heridos. Revalidó su título en el país y prestó servicios en sociedades italianas de la Capital Federal. 

Posteriormente, desarrolló su actividad profesional en distintas  localidades de provincia de Buenos Aires, entre ellas Capitán Sarmiento, donde se hallaba  radicado en 1895, domiciliado en el Cuartel 13º, sección 2º.

En la hoja del censo nacional realizado ese año aparece también Guillermo Faggioli, de 7 años, que muy  probablemente sea hijo suyo y Vicenta Bianchi, de nacionalidad italiana, que posiblemente sea su compañera. 

No sé hasta qué año trabajó en Sarmiento, pero hacia 1909 residía en Necochea (Buenos Aires) donde desempeñaba también funciones de agente consular italiano. Allí desarrolló ampliamente su afición por las ciencias naturales, la paleontología, la entomología y la botánica. Le gustaban las largas caminatas, que aprovechaba para buscar restos fósiles. Algunos de sus hallazgos hicieron que en 1909 lo visitara el naturalista Florentino Ameghino, con quien había hecho  amistad a través de otro notable científico de Necochea, el doctor Lorenzo Parodi. 

Ideó asimismo aparatos ginecológicos, descubrió un parásito que llamó Cristalis tenax y publicó monografías sobre temas variados de su estudio y afición. 

En 1917 se radicó en Mar del Plata, demostrando se espíritu andarín. Murió muy anciano creo que en Necochea, pero no he ratificado ese dato, donde es recordado. Incluso, una calle lleva su nombre.

Bibliografía: 
"Diccionario Biográfico Italo-Argentino", de Dionisio Petriella y  Sara Sosa Miatello.
"El 'Hombre Fósil' de Miramar. Comentarios sobre la correspondencia de Carlos Ameghino a Lorenzo Parodi. Eduardo P. Tonni y Laura H. Zampatti. Revista Genealógica Argentina.
"Reseña Educacional de Mar del Plata". Horacio J. Abásolo. 1946